Blog Post

Semana Mundial de la concientización del uso de antibióticos

Cada noviembre, la semana mundial de concientización sobre el uso de los antibióticos tiene como objetivo aumentar la conciencia mundial de la resistencia a los mismos y estimular las mejores prácticas entre el público en general, los trabajadores de la salud y los responsables de la formulación de políticas para evitar la aparición y propagación de resistencia.

Desde su descubrimiento, los antibióticos han servido como la piedra angular de la medicina moderna. Sin embargo, el persistente abuso y mal uso en la salud humana ha favorecido la aparición y propagación de la resistencia antimicrobiana, la cual ocurre cuando los microbios, como las bacterias, se vuelven resistentes a los medicamentos utilizados para tratarlas.

¿Cuándo son necesarios los antibióticos?

Solo son necesarios para tratar ciertas infecciones causadas por bacterias. Dependemos de los ellos para tratar infecciones graves, como la neumonía, y afecciones que pueden poner en riesgo la vida, incluida la septicemia, que es la respuesta extrema del cuerpo a una infección. También son necesarios para las personas que tienen un riesgo alto de contraer infecciones. Entre ellos se encuentran los pacientes que van a ser operados, que tienen enfermedad renal terminal o que reciben terapia contra el cáncer (quimioterapia).

¿Cuándo no son necesarios los antibióticos?

No son útiles para combatir algunas infecciones bacterianas comunes, incluidos la mayoría de los casos de bronquitis, muchos casos de sinusitis y algunos casos de infección del oído. Un antibiótico no lo hará sentir mejor si usted tiene un virus, no hacen efecto contra las infecciones virales como los resfríos, la influenza (gripe) o el moqueo, aunque las secreciones sean espesas o de color amarillo o verde.

Los antibióticos salvan vidas, y cuando un paciente necesita este tipo de medicamentos, los beneficios superan el riesgo de los efectos secundarios. Cuando no son necesarios, no harán que usted se sienta mejor, y los efectos secundarios aún pueden hacerle daño. Por su uso indebido estos efectos pueden ser:

• Sarpullido
• Mareos
• Náuseas
• Diarrea
• Infecciones por hongos (candidiasis)

Entre los efectos secundarios más graves se incluye la infección por Clostridium difficile, que causa diarrea y puede dañar gravemente el colon y provocar la muerte. Las personas también pueden tener reacciones alérgicas graves y potencialmente mortales.

¿Qué puede hacer usted para sentirse mejor?

En caso de enfermedad consulte a su médico para un mejor tratamiento. Si necesita antibióticos, tómelos exactamente según las instrucciones de la receta. Hable con el profesional de atención médica si tiene preguntas sobre los antibióticos o si tiene algún efecto secundario, especialmente diarrea, ya que podría ser una infección por C. difficile, que requiere un tratamiento inmediato.

Los virus respiratorios generalmente desaparecen en una o dos semanas sin tratamiento, no se auto medique consulte al profesional para sentirse mejor mientras su cuerpo combate el virus. Para mantenerse usted y otros sanos:

• Límpiese las manos.
• Cúbrase al toser
• Quédese en la casa cuando esté enfermo
• Póngase las vacunas recomendadas contra la influenza, por ejemplo

Siempre asegúrese de tomar antibióticos solo si se los receta un profesional de la salud.

Volver al Blog